Siendo paciente

Los primeros haces de luz aún están iluminando el careto del Kaiman y el despertador ya me está destrozado la oreja. Hoy cuesta levantarse, son las 6:30am una hora normal para los atletas Mexicanos pero no para nosotros.

Como en una procesión zombie bajamos por las escaleras a meternos la primera dosis de café (adoro el café por las mañanas). Hoy no correré, será el primer sin despegar del suelo, pero ayer fui a DF a ver al doctor por molestias en mi tendón y decidimos que hasta el lunes no correría.

El circuito de hoy será un circuito duro con cuestas y eso no beneficia a mi pie. Aún queda mucho para el objetivo y he aprendido a ser paciente, a no querer forzar en todo momento.

En su lugar haré 2 horas de bici a 3300 metros de altitud con cambios de ritmo, para simular series y poner el corazón al límite.

IMG-20160206-WA0004.jpg

Ya hay timón en la deriva

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s